5 de septiembre de 2023

Cómo hacer que la vuelta al cole no sea una pesadilla

En el ámbito educativo, el bienestar estudiantil es esencial para el éxito académico y personal. Te invitamos a adentrarte en el mundo del Aprendizaje Social y Emocional (ASE), una herramienta que promueve la salud mental y emocional de los alumnos.

Sin deberes, sin exámenes, sin madrugones y viendo igualmente a los amigos de vez en cuando. Durante las vacaciones, los estudiantes desconectan de la rutina escolar, lo que puede dificultar la recuperación del ritmo y la motivación al regresar. Para abordar y prevenir que el comienzo sea una cuesta arriba (para todos), puedes probar algunas de estas estrategias:

Fomenta la reintegración progresiva:
  • en lugar de bombardear a tus estudiantes con toda la información que puedas, como si fuesen un USB de conexión rápida, organiza actividades lúdicas y motivadoras para reactivar su interés en el aprendizaje.

 

Ayuda a establecer objetivos alcanzables:
  • “estudiaré más” o “seré más aplicado” no parece el plan más eficiente para superar el año académico… mejor, enséñales a definir metas realistas y alcanzables (y que las anoten en algún sitio, que las palabras se las lleva el viento).

 

Motiva mediante el reconocimiento y la celebración:
  • dar una crítica constructiva puede ser beneficioso, pero deben de existir también momentos de reconocer su esfuerzo y logros. Piensa, que no queremos luego adultos que digan muy fácilmente sus 10 principales defectos y duden cuando tengan que decir 3 puntos fuertes en las entrevistas de trabajo.

 

Conecta el contenido con sus intereses y experiencias:
  • si quieres que estudien una historia que no vivieron y memorizar simplemente un conjunto de fechas y dibujos en el libro, es normal que te dibujen sobre ello algún bigote o unicejo. Están intentando mantener el interés en sus libros. Interésate en conocer a tus estudiantes, qué hacen con más soltura, ilusión o mimo. Y de vez en cuando contar anécdotas, bromas o trucos, te servirá para ver algunos ojitos brillantes en momentos de la clase.

 

Relajación y mindfulness:
  • muchos de tus estudiantes seguramente ya se exigen mucho a sí mismos para labrarse un buen futuro, si no lo harán sus padres, y si no la Universidad a la que quieren entrar. Necesitan aprender a gestionarlo lo antes posible y, tú desde tu posición, puedes ser el/la mejor aliado/a.

 

Cuídate tú:
  • los alumnos sienten cuando un profesor llega alterado, desmotivado o simplemente poco preparado al aula. Estáis conectados para bien y para no tan bien.  Por lo que, aunque parezca que este un punto un poco evidente, la mejor manera de que la vuelta al cole sea buena para ti y tus alumnos, es que empieces con tu mejor pie.

 

Además, cuentas con diversas ideas de actividades para implementar en el inicio de clases en nuestro otro artículo: «3 actividades para el primer día de clase».

Alumno feliz, profesor feliz. O, ¿profesor feliz, alumno feliz? En cualquier caso, los comienzos nunca son fáciles por definición, pero eso no debe significar que sean malos.

¡Feliz vuelta al cole!

¿Te ha resultado útil este contenido?

Puntúalo con estrellas

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!
¡Un insta para profes!

Síguenos en Instagram para acceder a sorteos exclusivos, recursos educativos, consejos para profesores y estudiantes, tutoriales DIY y mucho más.