17 de julio de 2018

Titivillus, el presunto culpable de los errores ortográficos

Quizás no habías oído hablar nunca de él, pero Titivillus era un demonio conocido en la edad media por hacer cometer errores a los escribanos. De hecho, el objetivo de este demonio era, según las leyendas, hacer que las personas cometieran errores para que pecaran y fueran al infierno.

Lo cierto es que en esa época los escribanos pasaban largas jornadas escribiendo a mano con pocos medios y poca luz. Y como nadie está exento de cometer errores, ellos también los cometían. Pero los atribuían a Titivillus. La creencia en este demonio también les servía para estar más atentos mientras desarrollaban su labor, pues sabían que este mal les acechaba.

A Titivillus normalmente se le representaba con varios libros a su espalda. Uno de sus mayores “logros” fue la denominada “Biblia Malvada”, de 1631, en la que los editores londinenses Robert Barker y Martin Lucas pusieron por error “Cometerás adulterio”. La ausencia del “no” en el séptimo mandamiento llevó a la destrucción de todos los ejemplares y el monarca británico impuso una multa de 300 libras a los editores.

¿Conocías esta curiosa historia?

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!