14 de septiembre de 2015

Las estaciones en el aula

En pocos días cambiaremos de estación y dejaremos atrás el verano para dar paso al otoño. Es un buen momento para hablar con los niños sobre ellas, su razón de ser, qué caracteriza a cada una, etc. Los cambios de estación nos permiten enseñar muchos conceptos tan solo con hacer que los niños observen lo que pasa a su alrededor.

Para trabajarlos en el aula os proponemos la siguiente actividad:

– Anotar la hora de la salida y la puesta del sol y la temperatura máxima y mínima de algunos días. Sugerimos hacerlo una vez a la semana o al mes según la edad de los alumnos. En un cuadro que colgaremos en alguna de las paredes del aula para que todos puedan consultarlo iremos anotando cada día la hora a la que sale y se pone el sol y las temperaturas de cada día. Podemos hacerlo durante todo el curso o en períodos más reducidos de cada estación, siempre y cuando sean lo suficientemente extensos para comprobar las variaciones que se producen. Es especialmente recomendable hacerlo en primavera o en otoño, puesto que se puede observar mejor la transición entre los extremos representados por invierno y verano.

La variación en las horas de sol y las temperaturas es algo que los niños ya experimentan en su día a día, pero el hecho de anotarlo colectivamente en clase y tener un registro nos dará pie a ir explicando por qué pasa esto y a que sean más conscientes de las diferencias entre estaciones.

Comparte este artículo

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en email

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de Pedagogía y contenidos

Twitter

Artículos destacados

¿Eres profesor?

Suscríbete y recibe material exclusivo para la comunidad docente.

Consentimiento
×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!