14 de junio de 2017

El recreo es más que fútbol

Un niño español pasa de media 110 horas al año en el patio, 350 si se queda a comer.
Pero, ¿qué oportunidades de aprendizaje, juegos o diferentes deportes ofrece este espacio?

Si nos paseamos por la mayoría de escuelas españolas encontramos porterías, alguna cesta de baloncesto y cemento. Así pues, mayoritariamente, el espacio va destinado solo a actividades deportivas, principalmente al futbol, y no hay alternativas para los niños que prefieren otras actividades.

Algunas escuelas al darse cuenta de este fenómeno, han creado el “día sin pelota”. Al no poder jugar a fútbol ni otros juegos con pelota, los niños optan por otras actividades, como el escondite o el pilla-pilla. Aunque hay niños que califican este día como el peor de la semana, por lo que la iniciativa parece no funcionar del todo.

Hacen falta dos factores más; un dinamizador, es decir, un profesor o un monitor que enseñe a los niños cómo aprovechar este tiempo de diferentes maneras y anime a practicar cada día nuevas actividades y, un nuevo reparto del espacio, por ejemplo patios verdes, parques infantiles, árboles, tierra, desniveles con rocas y césped, huerto, cabañas, circuitos de troncos, etc. Y a ser posible sin vallas (que dan la sensación de encierro).

El trabajo del dinamizador consistiría en acompañar a los niños enseñándoles diferentes juegos y actividades para que escojan lo que más les guste. De esta forma, se recuperarían juegos de antes a los que actualmente casi no se juega, como por ejemplo los tazos, que los niños pueden hacer con trozos de cartón y después utilizar para jugar, o la charranca, juego en el cual se dibuja cuadrados en el suelo y consiste en tirar una piedra e ir saltando de cuadro en cuadro a la pata coja.

Con este objetivo han nacido iniciativas como ‘El nou safareig’, una pareja de maestros jubilados que va de escuela en escuela con el objetivo de ayudar a crear entornos educativos de salud y bienestar en los patios de las escuelas.

El patio no deja de ser un ambiente más de la escuela donde se puede aprender de una forma más lúdica. Es importante dar diferentes opciones que fomenten el juego, la interacción y la salud física, así como el desarrollo personal de todos los alumnos, los que disfrutan con el fútbol y los que no.

Comparte este artículo

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter

Artículos destacados

¿Eres profesor?

Suscríbete y recibe material exclusivo para la comunidad docente.

Consentimiento
×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!