Cuidar el medioambiente desde el colegio

0

En el colegio no solo podemos dar lecciones sobre la necesidad de cuidar el medioambiente, sino que podemos enseñar también a través del ejemplo. Por ese motivo, debemos aplicar en nuestras clases la regla de las tres erres:

Reducir

Los hábitos de consumo tienen mucho que ver en la generación de residuos. Nuestros alumnos deben reflexionar acerca de ellos y conocer alternativas para hacer un consumo responsable. Por ejemplo, si usan un táper para traer el tentempié de media mañana o la merienda evitarán usar papel de aluminio o film a diario y que las papeleras acaben llenas de estos materiales cada día.

Reutilizar

Hay que abandonar la idea del usar y tirar y animar a nuestros alumnos a que piensen en las vidas que puede tener un objeto o producto que ya han usado. Por ejemplo, las hojas que solo estén escritas por una cara y que ya no sean útiles, pueden servir para hacer algunas anotaciones o borradores por la cara que aún está en blanco. Esta norma también sirve para los cuadernos escolares, aquí podéis ver cómo aprovecharlos al máximo.

Para profundizar en esta idea, podemos organizar otras actividades, como por ejemplo un mercadillo de intercambio de libros de lectura, en el que cada alumno traiga libros que ya haya leído y no desee conservar para cambiarlos por los que traigan los compañeros.

Otra idea es transformar el patio siguiendo el ejemplo del colectivo Basurama, que lo hace con materiales que el propio colegio o su entorno desecha (mobiliario antiguo, restos de construcción, neumáticos usados…).

Reciclar

Como último paso, queda el reciclaje. Los alumnos deben aprender la importancia de separar los residuos y depositarlos en sus correspondientes contenedores para que se puedan tratar adecuadamente y reducir así su impacto en el medioambiente.
Sin duda, algo que ayudará a que adquieran este hábito es contar en el colegio con diferentes papeleras marcadas con los colores correspondientes; una azul para el papel, una amarilla para los plásticos y envases, una verde para el vidrio, una marrón para la materia orgánica, y una negra para los residuos inclasificables, por ejemplo.

Reciclaje-colores

Fuente: Ecoembes

Y para que sean más conscientes de la necesidad de adquirir estos hábitos, nada mejor que una excursión para que vean con sus propios ojos la realidad de los residuos. Podemos organizar una visita a un punto limpio, donde se recogen muchos de los residuos que por su naturaleza no pueden arrojarse a los contenedores (por ejemplo, electrodomésticos, aceites, etc.). También podemos organizar una visita a una planta de reciclaje, para que vean cómo es el proceso de recuperación, separación y reutilización del material que recogen. Incluso podemos organizar una visita a la depuradora, donde por desgracia también acaban llegando todo tipo de residuos.

¿Tomáis medidas similares en vuestro centro?


OXX
Compartir.

Deja una respuesta

18 − 12 =

x Close

Sígenos en Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
© 2015 Oxford. Todos los derechos reservados. Visítanos en https://www.my-oxford.com/es-es/