31 de mayo de 2022

“Me gustaría que no hubiera diferencia entre la escuela y la vida”

Nino Cervera es profesor, formador y emprendedor. Especialista en formación del profesorado e innovación educativa. Recientemente, ha publicado el libro “¿Eres el profe que te hubiera gustado tener?” (Plataforma Editorial).

La primera pregunta surge del título de su libro… ¿Cómo es el profe que le hubiera gustado tener?

El profe que me hubiera gustado tener es un profesor que me ayude a encontrar mi vocación, lo que me gusta, lo que se me da bien… Que quiera que me enamore de su materia, sea cual sea. Que me evalúe acompañándome y entrenándome, no solo calificándome. Que me ayude a marcarme retos, a autoevaluarme. Que no solo me dé contenido, que me enseñe a aplicarlo, a entrenar habilidades… Y, por supuesto, un profe que se preocupe por mí y por conocerme, porque todos somos diferentes y aprendemos diferente.

¿Influye la materia a la hora de hacer que los alumnos se enamoren de ella?

Es cierto que algunas materias que son más dadas a gustar. Pero si el profesor es bueno, puede hacer que cualquier materia guste. Y lo contrario.

Dice que le apasiona crear clases que queden en el recuerdo. ¿Cómo son estas clases? ¿Qué hace que queden en el recuerdo de los alumnos?

Deben emocionar y ser prácticas. Que sean de esas clases que, cuando los alumnos lleguen a sus casas, quieran contar.

¿Hay alguna clase que recuerde especialmente de su etapa de estudiante?

Aunque suene triste, no tuve ningún profesor en primaria o secundaria que me marcara. Había profesores interesantes, pero no tengo ningún recuerdo de clase en el que me hicieran hacer cosas. Recuerdo escuchar y escuchar. Es decir, el aprendizaje era pasivo.
Yo intento acercarme a ser ese profe que me hubiera gustado tener y, con este libro, también me gustaría contribuir a que haya más profesores de este estilo.

¿Cómo llegar a todos los alumnos teniendo en cuenta que cada uno es diferente?

No es fácil. Para mí, una de las claves es la evaluación. Me gusta proponer muchas maneras diferentes de evaluar para podernos adecuar a las características del alumnado. Un tema lo puedo evaluar haciendo un póster digital, otro tema puede ser un debate, otro un examen o una presentación…

Por otra parte, hay que conectar con sus intereses y meter la vida real dentro de la clase. Si yo voy a dar una clase sobre Cervantes, Quevedo, Cristóbal Colón o Isabel la Católica y empiezo a hablar sobre esto, algunos se desconectan. En cambio, si la actividad consiste en crear un perfil en Instagram de estos personajes, les motiva mucho más. De esta manera, estarán aprendiendo sobre el personaje a la vez que aprenden a manejar una red social.

Publicó un vídeo que se hizo viral, con una extensa reflexión sobre la educación. ¿Qué le llevó a hacer ese vídeo?

La educación es mi vocación. Cuando te gusta mucho algo y crees que es la manera de mejorar el mundo, frustra mucho ver casos en los que hay profesorado que solo grita al alumnado, que los ve como enemigos, que solo se queja de ellos, que no se recicla… Y también tuve palabras para el alumnado. Quise dar mi opinión sobre la educación y sobre las cosas que creo que tienen que mejorar.

¿Cómo se imagina la escuela en el futuro?

Me gustaría que no hubiera diferencia entre la escuela y la vida. Todos queremos que la formación sea motivadora, útil, inspiradora… Si una persona te suelta un rollo que no te sirve para nada, tú no quieres volver a esa formación. Hay alumnado que vive eso todos los días durante muchos años de sus vidas.

Cuando pienso en la educación del futuro, pienso en un lugar donde el profesor es un guía, un entrenador, y está especializado en sacar lo mejor de cada persona. La educación no debe ser llenar un cubo de conocimiento, sino prender una llama.

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Buenas noches Nino,
    Es cierto que fustra mucho ver profesorado que grita y no empatiza con el alumnado poniéndose en su lugar, tratando de comprenderlos y más fustrante es oir a parte del alumnado roto de dolor, mientras otros callan y dan por pérdido el que se les escuche…《algo está fallando, cuando se asombran por que les pides que hagan por favor sus tareas, les suena muy raro《 pero no me extraña, estan acostumbrados a los gritos》 y entonces dices STOP y paralizas todo, para escucharlos, simplemente por que en 5 minutos dices ¡Hoy es día de Canarias! y en esta, mi hora de Guardia, vamos a divertirnos!!!, trabajaremos juntos y jugaremos a 3 voces!!! Así que toca animarse para luego formar parte de sus equipos y dejarlos cantar » Mi paraiso» Asì fué, la música une, » una estrofa para cada grupo», despues de llevar 3 horas encerrados en clase y a ningún profe se le ocurre dejarles expresarse, mientras parte de las aulas celebran el día de Canarias excepto ellos, hasta que les tocase a la 13.00H su turno.La verdad que cosas así, hacen que sigamos intentándolo,y me planteo la educación desde la cercanía, dividiendo el tiempo entre lo positivo del aprendizaje pero haciéndolo divertido de forma colaborativa, para que tengan un alivio, ellos también se fustran y mucho.
    Me apena decirlo, pero no puedo entender por que no se compartió una mañana de actividades grupales con todos los 1°, 2°, 3° y 4° para celebrar nuestro día de Canarias compartiendo nuestra » Canariedad», al final el IES parecía más lejano, que cercano al alumnado.
    Muchas Gracias Nino, siempre por tus palabras, has cambiado mi forma de dar las clases y ojalá que esto se multiplique: nunca tantos silencios piden a gritos con la mirada un cambio en la metodología.
    Feliz descanso

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!