31 de octubre de 2016

Entrevista a María Bodelón, fundadora de Semilla para el Cambio

maria-bodelon-semilla-india-2María Bodelón es la fundadora de Semilla para el Cambio, una ONGD nacida en 2009 con el objetivo de luchar contra la pobreza y promover la igualdad de oportunidades en Varanasi (India). Uno de sus ejes de acción es el de la Educación focalizado en la infancia más desfavorecida y también en la mujer a través de proyectos de alfabetización. La entrevistamos para saber más acerca de su labor.

¿En qué consiste el proyecto ‘Escuela’?
Este proyecto se llama ahora Programa de Educación Integral y engloba a los estudiantes de los barrios de Sigra y de Dashaswamedh. El objetivo es escolarizar a niños de familias desfavorecidos y ofrecerles una educación de calidad en hindi e inglés para que puedan desarrollarse plenamente y salir de la espiral de pobreza en la que viven.
En Varanasi, miles de niños y niñas carecen de los medios para ser escolarizados y muchos se ven obligados a trabajar desde muy pequeños para contribuir al sustento familiar. Con nuestro programa, además de ofrecerles acceso a la educación desde edades tempranas, también contribuimos a disminuir el trabajo infantil.
Nuestro programa incluye escolarización en dos centros educativos privados de Varanasi, ya que en India la educación pública es de muy mala calidad, y clases de refuerzo (de lectura, escritura e informática), actividades lúdicas y formativas de refuerzo, que se imparten en los dos centros que la ONG tiene en Sigra y Dashaswamedh con personal propio de la ONG y voluntariado.
El proyecto también incluye otra parte muy importante, la concienciación de las familias para que limiten el trabajo infantil y para que manden a sus hijos a la escuela, como una forma de brindarles una oportunidad de futuro mejor.

¿A cuántos niños atienden actualmente mediante el programa de educación integral?
Actualmente contamos con 180 niños y niñas escolarizados, entre los dos barrios de actuación, más unos 40 en clases preparatorias para su próxima escolarización. Antes de escolarizarlos, los niños acuden durante unos meses a clases preparatorias en los centros de la ONG para comprobar que las familias están comprometidas con su educación y que acuden a las aulas regularmente.

¿Cuál es la situación de estos niños?
Son niños y niñas de familias muy desfavorecidas, en su mayoría de emigrantes rurales, establecidos en los slums de recogedores de basura de Sigra. Hasta hace poco se dedicaban a trabajar, escudriñando las calles en busca de material reciclable (papel, plástico, chatarra) que revendían por unos míseros ingresos para ayudar a la economía familiar. Viven en familias muy numerosas (entre 6 y 10 miembros), en chabolas, sin las condiciones mínimas de saneamiento ni higiene. Desde que Semilla inició su andadura, muchos de los niños y niñas de la comunidad han dejado su trabajo y han ingresado en la escuela, pudiendo tener una infancia y una opción de un futuro más dignos.

Otro de los proyectos educativos de Semilla para el cambio es el de alfabetización. ¿A quién atiende y en qué consiste?
El proyecto de alfabetización se dirige a personas adultas, en especial mujeres. Lleva en marcha desde 2014 y forma parte de los proyectos de empoderamiento de la mujer de Semilla, ya que su objetivo principal es empoderar a las mujeres de los slums enseñándoles matemáticas básicas y a leer y escribir en hindi.
Entre los adultos del barrio Sigra hay un índice de analfabetismo del 93% y las mujeres son las principales afectadas, lo que limita enormemente sus posibilidades laborales y sociales y les genera dificultades incluso para acciones tan cotidianas como hacer la compra, ya que al no saber leer, escribir o sumar, pueden engañarlas fácilmente.
Con el curso de alfabetización queremos proporcionarles habilidades básicas que les ayuden a aumentar sus capacidades, su autonomía y su integración en la sociedad. La metodología que usamos es muy participativa y práctica, con materiales relacionados con la vida cotidiana, para potenciar su motivación y facilitar su aprendizaje.

¿Qué tipo de docente se encarga de estos proyectos? ¿Son nativos o pueden participar de alguna forma docentes de otras partes?
El equipo que trabaja en el programa son todos profesores locales, en su gran mayoría mujeres licenciadas, y algunas están estudiando un Máster simultáneamente. Se trata de un equipo joven, flexible y proactivo, perfil que buscamos para que aprendan y se vayan adaptando a la metodología con la que trabajamos.
Creemos que tener a un equipo local es ideal porque pueden comunicarse con los alumnos y alumnas en su lengua materna (hindi) así como en inglés, y porque conocen mejor que nadie la cultura y tradiciones del país. Sin embargo, los docentes locales tienen el hándicap de que ellas mismos han sido educadas según la metodología habitual en India, memorística, y las profesoras, cuando llegan a Semilla, arrastran ese tipo de educación, que debemos actualizar a través de formaciones.

¿Cómo se financian estos proyectos?
Los gastos básicos del programa (matrícula del colegio, libros de texto, uniforme, material escolar, sueldos de las profesoras de actividades) se financian a través de apadrinamientos.
Pero se invierten también recursos en acciones de mejora educativa como los talleres de lecto-escritura en hindi y en inglés, clases de informática, una jefa de estudios, voluntariado de apoyo y formación al equipo docente, etc. Todo esto, al igual que el resto de los proyectos de la ONG, se financia a través de subvenciones, donaciones, acciones de captación de fondos de nuestros grupos de voluntariado en España y venta de productos solidarios.

Semilla para el cambio nació hace algo más de 6 años. ¿Qué te llevó a fundar esta ONGD?
Ver la situación de tantos niños y niñas obligados a trabajar desde una temprana edad, privados de una infancia, me sensibilizó mucho. Para romper la espiral de pobreza en la que estos pequeños están inmersos, hacemos de la educación la llave a un futuro mejor.

¿Cuál es el balance de estos años?
Es un balance muy positivo. Cuando Semilla inició su intervención en los slums de Sigra, en 2010, el 99% de los niños y niñas eran analfabetos y sólo tres, de unos 300, acudían a la escuela. Hoy, en nuestra ONG el programa educativo, como decía antes, ya escolariza a 180 niños, además de los 40 que están en clases preparatorias.
Además, con este acceso a la educación hemos conseguido también reducir el trabajo infantil. Antes de la puesta en marcha del proyecto, el 76% de los niños y niñas menores de 14 años que vivían en los slums trabajaban. Actualmente, sólo el 47% lo hace.
Y en lo que se refiere a los niños y niñas, también han experimentado cambios significativos en su conducta. Se comportan de una manera más ordenada, son más disciplinados, comprenden y hablan un buen nivel de inglés y progresan académicamente.
Igualmente, este año hemos puesto en marcha un Curso de Inserción Laboral para los estudiantes que están entre 5º y 7º curso de Primaria. Son los alumnos y alumnas que forman parte de las primeras promociones escolarizadas por Semilla, niños y niñas que trabajaban recogiendo basura y que accedieron al programa con edades tardías (entre 7 y 10 años), por lo que hoy tienen entre 12 y 15 años.
En estas edades el riesgo de abandono escolar es muy alto, ya que las familias presionan para que vuelvan a trabajar y, en el caso de las niñas, incluso acuerdan matrimonios tempranos. Por eso, con este curso queremos reducir ese abandono escolar y prepararlos para una futura vida laboral.
Además de continuar con la educación reglada, reciben a partir de 5º curso – y durante 3 años- una formación extra para favorecer su inserción laboral con tres líneas básicas: clases de español, clases de inglés conversacional, informática avanzada y formación profesional enfocada al turismo para que puedan encontrar trabajos en hostelería, restauración, agencias de viaje, call centers, o incluso quedarse a trabajar en la propia ONG.

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!