30 de noviembre de 2016

El huerto escolar, un mundo de oportunidades docentes

Cada vez son más las escuelas que apuestan por tener un huerto, un espacio que los alumnos cuidan y sirve para que ellos aprendan. Este aprendizaje multisensorial, que combina los contenidos en el aula con el trabajo al aire libre, es realmente motivador y estimulante.

¿Cómo crear un huerto escolar?

Si disponemos de terreno podemos hacerlo en suelo. Si no es así podemos usar jardineras, mesas, cajas, botellas y cualquier elemento que pueda servirnos como macetero (en este caso podemos reciclar materiales en desuso, puedes ver varios ejemplos aquí). Una vez tengamos claro dónde vamos a plantar habrá que:

1) Si es un terreno debemos preparar la tierra para la siembra, eliminando las malas hierbas y las piedras que puedan haber. Tras eso tendremos que remover la tierra y desmenuzarla con una azada para que se airee. Si plantamos en recipiente solo deberemos añadir a él la tierra comprada. En cualquier caso debemos elegir un lugar ventilado y con luz, vigilando la incidencia del sol según el cultivo.

2) Plantar las semillas en la tierra. Hay que dejar suficiente espacio entre ellas, según lo que requiera el tipo de cultivo. ¿Qué semillas plantamos? Para tener un resultado satisfactorio deben ser especies locales, que se adapten bien al clima de la zona, y estar en su época de siembra. Para que los alumnos puedan disfrutar de los frutos del huerto hay que vigilar el momento de la siembra y el tiempo de cultivo hasta la cosecha. Lechuga, ajos, cebolla, acelgas, zanahorias o plantas aromáticas son algunos de los cultivos más fáciles. (Ver calendario de siembra)

3) A la hora de plantar se recomienda hacer asociaciones de cultivos para controlar las plagas o evitar que compitan entre sí por los nutrientes y el agua. Por ejemplo, combinar cultivos con diferentes etapas de crecimiento o combinar hortalizas y plantas aromáticas para que estas favorezcan el control biológico.

4) Regar en la medida justa. El exceso de agua puede ser tan perjudicial para la planta como la falta de riego. Habrá que darle a cada variedad la cantidad de agua que necesita.

Beneficios, lecciones y aprendizaje del huerto escolar

– Aprender nociones de agricultuta
– Respetar el medio ambiente
– Trabajar en equipo
– Tomar conciencia sobre el consumo responsable
– Tomar conciencia sobre la alimentación sana

¿En vuestras escuelas hay huerto?¿Cuál es vuestra experiencia?

Comparte este artículo

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter

Artículos destacados

¿Eres profesor?

Suscríbete y recibe material exclusivo para la comunidad docente.

Consentimiento
×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!