10 de enero de 2014

Técnicas para la enseñanza

semaforos

Hay muchas técnicas para facilitar la compresión con tus alumnos. Una buena manera de aprender es utilizando la técnica del semáforo.

 ¡Te la explicamos a continuación!

– Este recurso resulta esencial en estos momentos dada la importancia de educar en actitudes de tolerancia, respeto, convivencia.

Rojo: Pararse. Cuando no podemos controlar una emoción (sentimos mucha rabia, queremos agredir a alguien, nos ponemos muy nerviosos…) tenemos que pararnos como cuando un coche se encuentra con la luz roja del semáforo.

Amarillo: Pensar. Después de detenerse es el momento de pensar y darse cuenta del problema que se está planteando y de lo que se está sintiendo.

Verde: Solucionarlo. Si uno se da tiempo de pensar pueden surgir alternativas o soluciones al conflicto o problema. Es la hora de elegir la mejor solución.

-Para asociar las luces del semáforo con las emociones y la conducta se puede realizar un mural con un semáforo y los siguientes pasos:

Luz Roja: ALTO, tranquilízate y piensa antes de actuar

Luz Amarilla: PIENSA soluciones o alternativas y sus consecuencias

Luz Verde: ADELANTE y pon en práctica la mejor solución

¿ Utilizas esta técnica con tus alumnos? Cuéntanos tu experiencia como maestro.

Comparte este artículo

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de Pedagogía y contenidos

Twitter

Artículos destacados

¿Eres profesor?

Suscríbete y recibe material exclusivo para la comunidad docente.

Consentimiento
×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!