20 de marzo de 2015

¿Profesores felices, alumnos motivados?

Según un estudio de la Universidad de Murcia, hasta un 65% de los profesores españoles de Primaria sufren el síndrome del burnout (es decir, están “quemados” por su trabajo) o experimentan alguno de sus primeros síntomas. De hecho, hasta un 10% de los docentes quiere abandonar su trabajo.

El malestar de los profesores afecta directamente a los alumnos. Según una investigación realizada en Estados Unidos, un profesor deprimido influye negativamente en el rendimiento de sus alumnos. Así lo explica la revista Muy Interesante en un artículo que titula “Profesores deprimidos, alumnos desmotivados”. La principal conclusión de los investigadores fue que los niños a los que más afectaba el cuadro depresivo de un profesor eran aquellos que tenían problemas para aprender matemáticas, seguramente porque no recibían la dedicación necesaria para una de las asignaturas que más esfuerzo requiere.

Entonces, ¿la felicidad del profesor puede influir en la motivación de los alumnos? Si las emociones se contagian parece que la respuesta es sí.

Comparte este artículo

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de Pedagogía y contenidos

Twitter

Artículos destacados

¿Eres profesor?

Suscríbete y recibe material exclusivo para la comunidad docente.

Consentimiento
×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!