4 de febrero de 2021

Pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf ha logrado hacerse un sitio entre las metodologías educativas más populares, si bien no está exenta de polémica.

Origen de la pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf tiene su origen a principios del siglo XX, de la mano de Rudolf Steiner, Doctor en Filosofía y Letras.
Poco después de darse por acabada la Primera Guerra Mundial, Steiner recibió el encargo de dirigir una escuela en Stuttgart, para los hijos de los trabajadores de la fábrica de cigarrillos Waldorf-Astoria. Aceptó el encargo y formó al equipo de maestros.

Actualmente hay más de 5.000 centros Waldorf por todo el mundo.

¿En qué consiste la pedagogía Waldorf?

Es una pedagogía centrada en el ritmo de aprendizaje de cada niño, con un currículo más abierto y flexible. Se basa, sobre todo, en el trabajo manipulativo y artístico.
La formación permanente del profesorado y la participación de la familia son otros de los rasgos característicos de esta pedagogía.

El maestro-tutor acompaña a los alumnos durante toda la etapa educativa. Es decir, en el caso de la educación primaria, el mismo tutor los acompaña durante 6 años.

Además de las asignaturas oficiales, la pedagogía Waldorf da mucha importancia a asignaturas artísticas como música, pintura, danza, teatro…. Aunque hay algunas diferencias en función de la etapa educativa:

  • En la etapa de educación infantil (hasta los 6 años), todo se basa en el juego. El objetivo es desarrollar la creatividad y la psicomotricidad.
  • Posteriormente, en la educación primaria (hasta los 12 años) los alumnos deben investigar y explorar para aprender. No hay libros de texto y tampoco exámenes.
  • En la educación secundaria (hasta los 16 años) se sigue el modelo de búsqueda e investigación y hay especialistas que se encargan de impartir las materias.

En cuanto al tipo de actividades que se realizan y teniendo en cuenta todo lo que define a esta pedagogía, se organizan talleres, proyectos, etc. Sobre todo experimentos o tareas artesanales.

Como hemos comentado, los ritmos de aprendizaje y las herramientas son diferentes a la escuela convencional. Además, se requiere una gran implicación de la familia. Estos son, entre otros, algunos de los contras del método para algunas personas.

¿Cuál es tu opinión?

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de Pedagogía y contenidos

Twitter

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!