6 de noviembre de 2018

Escape room en el colegio

La gamificación consiste en llevar al aprendizaje los valores positivos asociados al juego, de manera que se pueda aprender jugando. En este sentido, un buen ejercicio es organizar un Escape Room en clase. Estos juegos, que ponen a prueba nuestras habilidades e ingenio para buscar pistas, abrir puertas o conseguir objetos, son muy entretenidos y requieren un cierto esfuerzo mental.

Podemos basarnos en muchas temáticas distintas y enfocarlo a lo que más nos interese. Lo ideal es repasar los conceptos más importantes que se han trabajado en clase y crear enigmas y pistas que requieran de ellos para encontrar la solución. En un Escape Room por lo general se busca una salida, pero también podemos incluir otros retos, como por ejemplo encontrar un objeto (un examen, un tesoro…). Además, hay un tiempo límite para lograrlo, con lo cuál los participantes deben darse prisa en resolver todos los enigmas y lograr el objetivo antes de que se agote.

Los beneficios de esta actividad son:

  • Mayor motivación de los alumnos.
  • Aplicación práctica de conocimientos adquiridos.
  • Fomento de la creatividad.
  • Trabajo en equipo.
  • Desarrollo de la capacidad de resolución de problemas.
  • Desarrollo del pensamiento deductivo.
  • Aprender a gestionar el tiempo y a trabajar bajo presión.

Si queréis algún ejemplo, en los siguientes enlaces podéis conocer la experiencia de algunos colegios que ya han realizado un escape room con sus alumnos:

¿Os gusta la idea?

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de Pedagogía y contenidos

Twitter

Artículos destacados

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!