“La red social viene a ser equiparable a la clase física pero situada en internet”

0

Juan José de Haro, docente y autor de “Redes sociales para la educación”

Es pionero en defender la utilidad de las redes sociales como herramienta educativa. Imparte clases de Matemáticas e Informática, además de ejercer de coordinador TIC en Educación Secundaria en el colegio Amor de Déu, de Barcelona. Recientemente ha publicado el manual ‘Redes sociales para la educación, con el que pretende despejar dudas del estilo de: ¿Qué red usar con mis alumnos de Primaria? ¿Qué opciones tengo para mis alumnos según su nivel? ¿Cómo utilizar la red social para mi clase?

¿Qué facilidades proporciona una red social a un profesor en la relación con sus alumnos?
 Básicamente le aporta un mayor acercamiento a sus alumnos y una enorme capacidad de comunicación de un tipo muy distinto al que solemos estar acostumbrados. Este incremento comunicativo no es nada despreciable, podremos comprobar cómo muchos alumnos se ponen en contacto con nosotros para preguntar cosas que en clase muchas veces no hacen. Además, al profesor le simplifica determinadas tareas que son mucho más sencillas de hacer online. Un par de ejemplos, si tenemos grupos de trabajo de alumnos en una red social (cada grupo con unos cuantos de ellos) el seguimiento es más rápido y sencillo a través de una red social que de forma presencial. Si antes de tratar un tema determinado lo introducimos en la red social a través de la lectura de algún texto o vídeo y promovemos su discusión, el alumno asistirá a la clase con un conocimiento y actitud radicalmente distinta que nos facilitará la tarea en la clase. La red social viene a ser equiparable a la clase física pero situada en internet. Es su prolongación natural.

¿Qué aporta a los estudiantes utilizar esta herramienta educativa?
Para los alumnos las redes sociales utilizadas con fines docentes ya tienen de por sí un componente educativo por el mero hecho de utilizarlas para una actividad no exclusivamente lúdica. Una tarea que muchos adultos tenemos todavía pendiente es la de saber usar las redes con finalidad profesional, ya que las relaciones que se establecen con nuestros compañeros y colegas de trabajo son la mejor actualización que podemos tener. Podemos decir, sin riesgo a equivocarnos demasiado, que aquellos que utilizan las redes sociales con esta finalidad de forma regular apenas necesitan cursos  de actualización profesional. Así pues, esta es uno de los principales beneficios que pueden obtener los alumnos: acostumbrarse a utilizar las redes sociales para el trabajo diario, algo que en su futura vida laboral será, sin duda, imprescindible. De lo contrario se puede crear una fractura entre aquellos que estén en contacto con otros en el lugar donde la información fluye continuamente y los que viven un mundo aislado reducido a su ámbito geográfico más cercano.
Por supuesto, además obtienen beneficios semejantes al del profesor por la mera ventaja que supone el disponer de una herramienta de comunicación tan potente. No olvidemos que la educación es básicamente comunicación, eso significa que en todos los procesos donde se necesite estar en contacto con el profesor o los compañeros se ven facilitados en gran manera. La realización de trabajos, el planteamiento y resolución de dudas o la distribución de recursos de cualquier tipo, por decir unos pocos, se ven enormemente favorecidos por las redes sociales.

¿Cuáles son las características que debe tener en cuenta un docente a la hora de elegir una red social para trabajar con su grupo clase?
 Uno de los factores limitantes es la edad de los alumnos. No es lo mismo trabajar con alumnos de Bachillerato que con los de Primaria. Para los primeros prácticamente no tenemos limitaciones en la red que podemos utilizar, ya que su edad les permite el registro en cualquiera de ellas y, por lo tanto, nos bastará con centrarnos en los servicios que ofrece la propia red, según el uso que queramos hacer de ellas. Para los niños de educación Primaria o de los primeros cursos de la ESO hay que ser mucho más cuidadosos ya que son más sensibles ante posibles deficiencias en la privacidad y seguridad de las redes. No obstante disponemos de redes específicas para ellos que incluso han sido creadas ya con finalidad educativa por lo que disponen de herramientas que las otras redes carecen. En el mapa conceptual  hay una selección de redes (ya que su número es mucho mayor) donde puede tenerse una idea de aquellas que podemos utilizar.

Otro aspecto a tener en cuenta es la funcionalidad que deseamos que tenga la red. Básicamente hay dos tipos de redes, según la filosofía de comunicación que han tomado como base. Aquellas basadas en mensajes cortos de texto, al estilo de Twitter , suelen ser más sencillas de utilizar y permiten una comunicación muy fluida, aunque normalmente están limitadas en aspectos como en la inexistencia de foros de discusión o la imposibilidad de comentar y etiquetar los objetos que se suben a la red, como fotos o vídeos. De todas formas están en constante evolución y cada día se les añaden nuevas funcionalidades. Estas redes son las llamadas de microblogging. como Edmodo, redAlumnos  o Schoology , por ejemplo. El otro tipo de redes, al que hacía referencia antes, suelen mucho más potentes y siguen un esquema similar al de Facebook  con la posibilidad de etiquetar y comentar todo tipo de objetos, crear álbumes de fotos, subgrupos dentro de la red, foros de discusión, etc. En este grupo disponemos de redes como Grouply, EducaNetwork  o Gnoss .

En tu libro hablas sobre “redes verticales” y “redes horizontales”, ¿cuál es la diferencia?
 Esta distinción hace referencia al tipo de comunicación que existe entre los miembros de la red. Las redes horizontales (como Facebook o Twitter) permiten una comunicación sin límites entre cualquier miembro de la red, pertenezcan o no a nuestra comunidad educativa. Las redes verticales, sin embargo, permiten restringir la comunicación al grupo educativo en el que nos movemos. Esto es especialmente importante cuando tratamos con alumnos que son menores de edad, ya que en las redes horizontales el profesor no puede controlar los contactos que establecerán sus estudiantes lo cual puede llevar a ciertas responsabilidades en el caso de problemas que pudiesen surgir con personas ajenas al centro educativo. Con las redes verticales es el profesor, o el centro educativo, es el que crea la red, a la que sólo podrán pertenecer los propios alumnos y profesores del centro. De este modo se evita que los menores de edad puedan entrar en contacto con otro tipo de personas. Sin lugar a dudas, para Primaria y ESO este tipo de redes verticales son las más recomendables. Todas las redes sociales citadas hasta ahora, como ejemplo para uso educativo, son de este tipo donde la comunicación con miembros ajenos al proceso es inexistente o tan limitada que no supone un riesgo real.

¿Qué redes sociales son adecuadas para los alumnos de Primaria?
 En estos momentos la red que tiene más éxito entre el profesorado de Primaria es Edmodo, no obstante, aquellos que han experimentado también redAlumnos (una red de creación española) parecen decantarse por esta última. También son perfectamente aptas para este nivel educativo Schoology  y Twiducate . Todas estas redes tienen un nivel de seguridad muy alto se pueden utilizar con niños pequeños siempre que se disponga de la correspondiente autorización de los padres.

Si un profesor buscase conectarse con compañeros de profesión para compartir opiniones, encontrar recursos, etc., ¿qué red le recomendarías?
 Internet en el Aula  es una red exclusivamente para docentes que, con más de 10.000 miembros, es sin lugar a dudas la más recomendable debido a la gran cantidad de grupos de trabajo que tiene, de forma que los profesores de las distintas especialidades encontrarán al menos uno donde encajen a la perfección. Además esta red está ofreciendo cursos gratuitos que se realizan en la misma red, así como charlas y conferencias semanales de expertos en educación. Los foros de discusión son también un lugar inagotable donde obtener información, consejos y resolver dudas.
En Facebook también se encuentran una gran cantidad de grupos con carácter educativo, suelen ser muy dinámicos y lugares donde todos están continuamente compartiendo recursos. En EduFacebook  se recogen algunos de estos grupos ordenados por temáticas.
La comunidad educativa en Twitter es muy importante, aquí encontraremos una gran cantidad de profesores y profesionales de la educación. Sin lugar a dudas Twitter es el primer medio para estar en contacto con la innovación educativa.
Hay que evitar caer en la infoxicación, es decir, el exceso informativo, que puede llegar a abrumarnos de tal modo que acabemos abandonando totalmente las redes sociales. Un consejo es seguir sólo una red o empezar por muy pocas. Si más adelante nos interesa, iremos aumentando el número de redes a las que nos apuntamos. Es mejor seguir y participar en un único grupo o red que tener una docena de las que somos incapaces de seguir su ritmo.


OXX
Compartir.

Deja una respuesta

12 + 4 =

x Close

Sígenos en Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
© 2020 Oxford. Todos los derechos reservados. Visítanos en https://www.my-oxford.com/es-es/