Proyectos de aprendizaje-servicio

0

Cada vez son más los colegios que apuestan por los proyectos de aprendizaje-servicio, con los cuales los alumnos aprenden a la vez que hacen un bien a la sociedad. Un proyecto así sirve para trabajar asignaturas como la de Valores Sociales y Cívicos, pero también para otras troncales y específicas. A continuación os presentamos algunos ejemplos:

  • Favorecer el intercambio intergeneracional. Por ejemplo, podemos programar varias visitas a una residencia de mayores para que los niños pasen tiempo con ellos y aprovechen su sabiduría. Les podemos plantear que indaguen sobre algún hecho histórico (cómo vivieron la llegada del hombre a la luna, cómo eran los primeros coches que vieron, etc.). Los niños harán compañía a los mayores a la vez que aprenden historia mediante testimonios. Otro proyecto en este sentido es el de preparar una representación teatral, un concierto o una exhibición artística para los usuarios de las residencias.
  • Colaborar en campañas solidarias (o crearlas). Pueden ayudar en campañas de terceros, por ejemplo en la recogida de comida para el Banco de Alimentos, u organizar una propia. Es el caso de los alumnos del IES Miguel Catalán de Coslada, que desde hace años organizan una campaña de donación de sangre en la localidad con muy buenos resultados. Además, en este caso el proyecto sirve para aprender más sobre el sistema circulatorio y el cuerpo humano.
  • Ayudar a otros alumnos del centro. Uno de los proyectos más habituales es el de los tutores de cuentos. Los alumnos de Educación Primaria visitan a los alumnos de Educación Infantil para narrarles cuentos. Con ello mejoran su lectura y expresión oral, a la vez que ejercitan su paciencia y responsabilidad al tratar con niños más pequeños.
  • Contribuir a la sostenibilidad medioambiental. Por ejemplo, pueden organizar una campaña de recogida de tapones de plástico, que además de servir para su reciclaje puede ayudar económicamente a varias causas solidarias que tienen en esta acción una vía de financiación. Otra idea en la que inspirarse es el proyecto Euronet 50/50 max, cuya base es estudiar el gasto energético del colegio para tomar medidas de ahorro. En todo el proceso los alumnos deben colaborar, tanto para identificar los elementos que más energía consumen como para no desperdiciarla. Al final el ahorro energético conlleva un ahorro económico del cual el centro se beneficia.

¿Habéis llevado a cabo algún proyecto de aprendizaje-servicio con vuestros alumnos?


OXX
Compartir.

Deja una respuesta

cuatro × 2 =

x Close

Sígenos en Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Inline
© 2015Oxford. Todos los derechos reservados. Visítanos en www.oxford.es