“Los centros escolares deben ser un reflejo impecable de las recomendaciones de alimentación saludable”

0

5aldia-entrevistaLa asociación ‘5 al día’ es una entidad cuyo objetivo es fomentar el consumo diario de frutas y hortalizas frescas. Entre las muchas actividades que llevan a cabo, se incluyen algunas para realizar en colegios y trasladar este mensaje a los niños. Hemos hablado con Manuel Moñino Gómez, presidente del Comité Científico de ‘5 al día’ y con Pablo Franco González de Canales, responsable del departamento de La Frutoteca, para saber más sobre su labor.

¿Cómo nació la asociación?
´5 al día´  nace como respuesta a la identificación de diversas deficiencias en la alimentación en la población española. Entre los principales problemas destaca que el consumo de frutas y hortalizas frescas per cápita es un 40% inferior al recomendable. En los últimos años se ha incrementado enormemente el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles derivadas de la alimentación como consecuencia de los cambios de hábitos alimentarios y de estilo de vida.

Además, la aparición de nuevos modelos de alimentación, donde los alimentos procesados y los suplementos ganan terreno a los alimentos frescos por la falta de tiempo, supone un desequilibrio en la alimentación de muchos consumidores, con especial incidencia en los niños. Esto resulta curioso porque la población tiene conocimientos de cómo debería ser una alimentación sana, pero no lo ponen en práctica.

La Asociación para la Promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas ´5 al día´  se constituyó a finales del año 2000 con el objetivo de ser el instrumento de difusión de la iniciativa ´5 al día´ en España. Hoy en día, la Asociación cuenta con el apoyo y el compromiso de productores de Frutas y Hortalizas, cadenas de distribución, organizaciones privadas, instituciones públicas…Y todos intentamos trabajar para poder poner fin a los problemas de salud derivados de la alimentación.

¿Qué papel debe jugar el colegio a la hora de inculcar a los niños unos hábitos de alimentación saludable?

Los centros escolares deben ser un reflejo impecable de las recomendaciones de alimentación saludable, es decir, deben ser entornos donde sea fácil acceder a alimentos saludables y donde la exposición a los alimentos y bebidas superfluas sea mínima o nula. Además, aunque la familia es la que mayor impacto tiene en la estructuración de hábitos alimentarios en los niños, la escuela y el comedor escolar juegan un papel clave para promover hábitos sanos de alimentación e higiene. El comedor debe asegurar que el menú está supervisado por un dietista-nutricionista, que incluye al menos una ración de fruta y otra de hortaliza y que ofrece recomendaciones de cenas para completar el menú escolar. Así mismo, el papel de la educación nutricional bien de modo trasversal o a través de proyectos de centros, es de gran importancia para que los niños no solo puedan acceder a alimentos saludables, sino que también sepan por qué son importantes para su salud actual y futura.

¿Qué tipo de actividades lleva a cabo la asociación en los centros escolares?

Son actividades lúdico-formativas que tienen el objetivo de fomentar el consumo de frutas y hortalizas frescas convirtiéndolas en algo interesante para los niños. Un ejemplo es nuestro “Programa Educativo” que persigue influir en la adopción de hábitos saludables en los niños para luchar contra la obesidad infantil.

Otras actividades como los desayunos saludables y los talleres de brochetas donde los niños son partícipes en la preparación de maneras distintas de comer fruta y se les incita a ayudar en casa en la cocina son muy valorados.
También desarrollamos juegos donde los niños interactúan directamente adquiriendo conocimientos del mundo hortofrutícola.
Pero por encima de todas estas actividades destaca “La Frutoteca”, sin duda alguna nuestra actividad estrella, donde escuchar frases como “quiero repetir” o “me ha encantado” es común.

¿Qué es la Frutoteca?

La actividad se realiza en una cúpula hinchable con unos asientos perimetrales desde donde los niños, a través de imágenes en 3D y 360º se transportan virtualmente al lugar donde se realiza la acción, conociendo de esta manera todos los eslabones del sector hortofrutícola así como los beneficios de un estilo de vida saludable.
Durante el recorrido de la actividad se aborda la clasificación de las frutas y las hortalizas, la historia, la siembra, la importancia de un uso eficiente y sostenible del agua y la recolección, lo que es la trazabilidad, la importancia de la logística y del punto de venta, lo que es “5 al día”, la pirámide NAOS y como llegar a las “5” raciones al día entre otros temas. Todo ello con un lenguaje sencillo y ameno que hace que los niños aprendan de una forma lúdica.
La actividad está diseñada para niños de 6 a 12 años, aunque resulta muy atractiva para el público de mayor edad. Esto, junto a la facilidad de instalarla en cualquier ubicación, la convierte en una actividad muy polifacética con un gran número de público objetivo.

¿Qué otras iniciativas llevan a cabo?

Siempre con el fin de promocionar el consumo de frutas y hortalizas frescas en “5 al día” seguimos diferentes líneas de trabajo:
Dinámicas y acciones de carácter lúdico dirigidas al público infantil como son talleres de brochetas, desayunos saludables, la Frutoteca…no hay que olvidar que son el consumidor del mañana por lo que cualquier esfuerzo por mejorar sus conocimientos y salud son muy importantes para su formación de hábitos.
La organización o participación en eventos deportivos es otra de las acciones prioritarias en “5 al día”, ya que además de una correcta alimentación es recomendable la práctica de ejercicio físico. Triatlones, torneos de pádel y carreras populares son algunas de las actividades que llevamos a cabo durante el año.
Además, organizamos eventos de interés para el sector hortofrutícola como jornadas, asambleas… con el fin de acercar las últimas novedades en materia de tecnología, digitalización o normativa a los asistentes.

¿La alimentación puede mejorar el rendimiento de los estudiantes?

No hay alimentos que afecten de modo claro a una función concreta de nuestro organismo, pero sí existe evidencia de que un patrón de alimentación saludable rico en alimentos de origen vegetal como las frutas y hortalizas, legumbres, frutos secos, aceite de oliva y cereales integrales, junto con un consumo moderado o bajo de alimentos de origen animal, aporta todos los nutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente. Es importante además, evitar los alimentos superfluos que suelen ser ricos en sal, azúcar y grasas poco saludables, tales como los dulces, bollería, aperitivos de bolsa, refrescos, comida rápida, derivados cárnicos grasos, etc.
Para los estudios, tener hábitos regulares de trabajo, un espacio adecuado para estudiar y un entorno relajado y sin tensiones, son una premisa. En cuanto a la alimentación, promover el desayuno en familia, asegurar al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día, seguir una alimentación variada y saludable como lo es la dieta mediterránea y practicar algún deporte, suma puntos para que los estudiantes rindan en sus tareas.

¿Cómo podemos facilitar que los niños, a veces reacios, coman frutas y hortalizas?

Dicen que tardamos veintiún días en crear un hábito nuevo, esto significa que los cambios no se producen por arte de magia. Desde “5 al día” pensamos que lograr que la población, sobre todo los niños, conviertan en costumbre la ingesta de frutas y hortalizas pasa por tres fases.

La primera es crear un entorno propicio para su consumo, es decir, hacer que en casa se consuman frutas y verduras de temporada de forma natural, sin tensiones… La familia es el referente principal. Si los padres y madres las consumen, sus hijos terminaran haciéndolo también.

Otra pasa por el conocimiento, tener conocimientos básicos sobre alimentación saludable en especial sobre los nutrientes y propiedades que aportan las frutas y hortalizas a un patrón de alimentación saludable. Cómo cocinarlas, escogerlas en su mejor momento, conservarlas, etc. Formarán parte de las herramientas que las familias podrán usar para hacer platos y presentaciones apetitosas que gusten a todos.

La última consiste en entender que la educación requiere tiempo, por lo tanto, no debemos desistir de presentar nuevos alimentos y nuevas formas de cocinado o presentación de las frutas y hortalizas. Hasta noventa veces puede ser necesario exponer al niño a un alimento nuevo para que termine aceptándolo. Por lo tanto paciencia, sin forzar, pero no desistir en exponerlo a las frutas y hortalizas, para ponerlo fácil y demostrar que están riquísimas cuando nosotros mismos las tomamos.


OXX
Compartir.

Deja una respuesta

cinco × cuatro =

x Close

Sígenos en Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
© 2015 Oxford. Todos los derechos reservados. Visítanos en https://www.my-oxford.com/es-es/