Dictados originales

0

El dictado es un ejercicio clásico para practicar la escritura y la ortografía, además de otros aspectos que puedes consultar en este mismo blog.

La forma más tradicional de hacerlo es que el profesor lea en voz alta el texto y los alumnos vayan apuntando. Pero hay otras formas más originales. Con muy poco podemos motivar más a nuestros alumnos.

Dictado explosivo

Colgamos en diferentes sitios de la clase unos globos. Dentro de cada globo habremos metido un papelito con una frase escrita en él. Por turnos, uno de nuestros alumnos se levantará, elegirá un globo y lo reventará. Leerá en alto la frase que contiene el globo y sus compañeros la escribirán en su cuaderno. Cuando la hayan escrito, el alumno/a que la ha leído la escribirá en la pizarra, para que sus compañeros puedan comprobar si la han escrito correctamente.

Dictado rápido

En una pizarra blanca de mano, como la de los cuadernos Write&Erase, escribimos una palabra o una frase muy corta y la mostramos durante unos segundos, sin que al alumno le de tiempo de copiarla, solo de verla. Así trabajarán también la concentración y la memoria visual.

Dictado por relevos

Para empezar, haremos dos o tres equipos, según el número de alumnos que tengamos en clase. Cada equipo elegirá a un compañero para que sea el capitán del mismo. Cada capitán llevará un par de bolígrafos de color azul o negro y su cuaderno. Recomendamos que usen un cuaderno de tapas duras, pues escribirá sentado en el suelo. A continuación, trasladaremos nuestra clase de Lengua al patio. Solo este cambio de escenario motivará a nuestros alumnos.

Por nuestra parte, escribiremos el mismo texto en varias pizarras portátiles que llevaremos con nosotros al patio. Las pondremos de manera que los alumnos vean la parte trasera de las mismas: cada equipo correrá hasta una de las pizarras. El texto tendrá tantas frases como miembros tenga cada equipo. Lo ideal sería que cada equipo tenga 5 o 6 integrantes, para que el dictado no se alargue demasiado.

El capitán de cada equipo se sentará en el suelo con su cuaderno y bolis a una distancia de unos 5 o 6 metros de su respectiva pizarra. Esta distancia la podemos variar en función de la edad de nuestros alumnos.

¡Llegó el momento! El primer relevo de cada equipo sale corriendo, va a su respectiva pizarra, y lee para sí la primera frase del texto. La memoriza, vuelve corriendo a su capitán, y se la dicta. El capitán la escribe. A continuación, sale el segundo relevo, que memorizará la segunda frase del texto y se la dictará a su capitán tras volver corriendo a su lado. Y así sucesivamente, hasta que todos los corredores lingüísticos hayan memorizado su frase, se la hayan dictado a su capitán y hayan completado el texto.

El primer equipo que haya escrito el texto entero marcará el final de la partida. Entonces es nuestro turno: corregiremos los textos, para ver cuál es más similar al original, cuál de ellos está más completo y, por supuesto, cuál está mejor escrito.

El dictado por relevos, además de ayudar a que tus alumnos a mantener su agilidad, tiene otros beneficios. Los alumnos que actúen como relevos practican la memorización. Además, lucharán contra una situación de presión, ya que la competición les motivará positivamente. El capitán del grupo practicará la escritura a mano, a la vez que las habilidades sociales. ¿Por qué? Pues porque el relevo llegará nervioso y con ganas de soltar su frase antes de despistarse.

Para que todos tus alumnos disfruten de los diferentes roles del juego, es recomendable repetir la actividad (puede ser en diferentes días).

Dictado de los alumnos

En este caso, el profesor dará una frase a un alumno para que este la lea en voz alta. El profesor deberá escribirla en la pizarra, pero cometiendo errores a propósito. El resto de alumnos deberán detectar los errores cometidos y el alumnos que tiene la frase dirá si están en lo cierto o no.

Estas son solo algunas ideas para hacer dictados originales. ¿Practicáis alguna otra en vuestro colegio?


OXX
Compartir.

Deja una respuesta

3 × cuatro =

x Close

Sígenos en Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
© 2015 Oxford. Todos los derechos reservados. Visítanos en https://www.my-oxford.com/es-es/